miércoles, 3 de abril de 2013

Leyenda de siete goles, siete puntas

Aquella tarde no fue una más para Corrientes que festejaba sus 400 años de su fundación; y dejó marcado al fútbol correntino por aquel 7-0 a Deportivo Maipú y que encaminaba a Deportivo Mandiyú hacia el título. Gol de “arco a arco” mediante. Un cuarto de siglo de esa gesta deportiva con matices milagrosos.

La historia manda y deja marcas increíbles. Corrientes volvía a mostrarse como aquella “San Juan de Vera de las Siete Corrientes” y a sus 400 años de su fundación recibía un guiño del deporte que hoy se anticipa a mitos y leyendas. Aquel 3 de abril de 1988, Deportivo Mandiyú vivía una tarde de festejos, mostraba contundencia ante un rival mendocino y se lanzaba en el camino directo hacia un objetivo que meses después sería inscripto como la marca más increíble del fútbol correntino.
La 35ª Fecha del Nacional “B” enfrentaba a Mandiyú con Deportivo Maipú de Mendoza y el contundente 7-0 confirmaba el momento del equipo conducido por Juan Manuel Guerra, puntero y candidato al ascenso.
Los actores principales de esta tarde de película tuvieron en “el once algodonero” a Roberto Medrán en el arco, la defensa con Oscar Urbina, Pedro Barrios, Alejandro Cánova y Daniel Martínez; ese mediocampo histórico con José “Pepe” Basualdo, Elio Rodríguez y Horacio Attadia, completando con sus hombres más adelantados: Sergio Oddine, el paraguayo Adolfino Cañete (esa tarde reaparecía por el expulsado Marrero) y Daniel “Coquito” Rodríguez.
Titulares que dieron lugar a Luis “Bichi” Ramos y Walter Altamirano en el segundo tiempo.
En aquel Maipú mendocino dirigido por Julio Asad sobresalían el arquero Orlando Murcia y el volante creativo Roberto Corro. Fue una de sus peores producciones en la categoría de ascenso.




Esa tarde normal se anticipaba con buen fútbol para Mandiyú, que cerró el primer tiempo con la mínima ventaja tras el gol de Attadía. Pero el complemento tuvo su guión especial, el momento más recordado de Corrientes y su fútbol.
Seis goles más le ponían el marco histórico: otro de Attadía, gol del arquero Medrán, dos de “Coquito” Rodríguez y dos de Oddine. Fue el 2-0 ese increíble saque de arco con mucha potencia que Medrán realizó con intenciones de buscar en ofensiva a Oddine o Rodríguez. Pero la pelota picó delante del arquero Murcia y se le metió por detrás. El árbitro Juan Carlos Biscay volvió su mirada a Medrán, tardó segundos en confirmar el gol. Fiesta en la cancha y ovación para el arquero “milagroso”.
Iban 13’ del ST y Mandiyú consolidó las piezas para un triunfo clave. Los cinco goles que llegaron después permitieron a esos recuerdos dejar marcas ineludibles cada vez que se recuerda la temporada del ascenso.
Y ese domingo también ganó Quilmes (agónicamente a Deportivo Italiano) y quedaba como escolta de Mandiyú a dos puntos. Lanús goleó a Temperley 8-3 y confirmaba la fecha con más goles de la temporada.
“Me emocioné mucho por los siete goles, por el gol de Roberto y por todo lo que significa hoy para Corrientes este triunfo”, dijo en vestuarios Attadía.
En la zona, Guaraní Antonio Franco perdía de local 2-1 con Belgrano de Córdoba y Chaco For Ever igualaba 1-1 con Los Andes. No fue un domingo más para Mandiyú ni para Corrientes. Antes del partido y en el entretiempo, la hinchada (con su música particular) entonó el “Cumpleaños feliz, que los cumpla felíz…”.
Corrientes festejaba 400 años y cada una de sus puntas sobre el Paraná recibía un gol de regalo. Los gritos fueron para Aldana o Punta Inga, Yatictá, Punta Arazá o Mitre, Punta San Sebastián o Ñaró, Tacurú, Tacuara y Punta Arazaty.
No se cumplen 400 años todos días, tampoco se gana 7-0 y con un gol del arquero mucho menos. De leyenda.

Ese 3 de abril también pasaba ...

Fue un domingo victorioso también para Boca Unidos, que vencía como visitante a Sol de América de Formosa por 3-1. En el equipo que dirigía el recordado Néstor Lorenzo marcaban Julio Rubio (dos) y Efraín Chacón, de penal.
Era por la tercera fecha de la Zona “A” Región Litoral del Torneo del Interior (clasificaba al Nacional B) y ese triunfo llevaba a los correntinos a pelear por el pase de ronda con Sarmiento de Resistencia.

Noche de básquet también. Pingüinos viajó a Saladas y venció a Atlético por 101-96 en tiempo suplementario (tras igualar en 89), en el último amistoso de ambos antes del Provincial de Clubes, primer paso hacia una Liga “B” regionalizada.
En el elenco saladeño dirigido por Roberto Gerometta, fue el goyano Juan Humberto López Ríos el más destacado con 51 puntos (6 triples). En el Pingüinos de Ricardo Méndez, Eduardo Sicco aportó 28 puntos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario